1 de marzo de 2009

Ingrid no es una estatua viviente, es un ser humano común y corriente.

Lamento decirlo de nuevo, pero de todos los secuestrados políticos que tenían las FARC (y por los que todos los políticos oportunistas “reviran”, me gustaría saber que hacen por los demás, y no solo los policías y soldados que aun tienen.), la única que se busco su secuestro fue Ingrid Betancourt… si la misma que se fue al Caguan en el momento mas inconveniente; solo con el fin de tener mas cubrimiento mediático, porque no se nos olvide, ella no era una candidata con una opción fuerte para llegar a la presidencia. Esta señora, como muchos otros secuestrados ya se les aplica la premisa de “Todo secuestrado recién liberado, es bueno”, pues parece ser que la vaina no es así.

Los tres estadounidenses liberados, por la famosa Operación Jaque. Escribieron un libro, que a diferencia de los demás liberados; no tienen presiones para decir una verdad “políticamente correcta” en donde cada uno de sus compañeros únicamente aparezcan como mártires (y aclaro, yo no es que este diciendo, que estaban de camping. El secuestro que vivieron todas estas personas es algo muy lamentable, y me solidarizo con ellos eternamente) y son los unos con la decisión de mostrar a todos sus compañeros como siempre lo han sido, como seres humanos que se equivocan, conflictivos, envidiosos, petulantes, entre otras descripciones que encajan muy bien en la nauseabunda clase política colombiana.

Era de esperar la defensa solemne de los otros secuestrados que tildan de sensacionalista el libro y rechazan muchas de las declaraciones que ahí contiene, pero esta claro; que primero, todos estos se tapan con la misma cobija y segundo como ya lo mencione anteriormente, ellos si tiene presiones locales, en donde ellos tiene que quedar bien con todos, además de haber sido desgastados por los medios colombianos con cuanta entrevista y rueda de prensa de mas de 3 horas de duración, minutos después de su liberación. Cada persona responde psicológicamente diferente a un trauma como el del secuestro y cada quien es libre de dejar esto en el olvido, o de hacer público los sentimientos que le produjo cada uno de sus compañeros de cautiverio. Es deprimente la actitud de alguno en pensar, que estas cosas no se deben decir y seguir confirmando el “todo liberado es bueno” o “lo que pasó en la selva se quedó en la selva”, no se Uds., pero cuando uno dice una frase similar, es porque hay cosas que uno no quiere que salgan a la luz.

Saben que paso, que muchos quisieron hacer de Ingrid, una victima bonita, heroica y en especial Perfecta. Cosa que no es así de fácil en la vida real, se construyó un altar con sus palabras, con sus gestos en el cautiverio. Y da mucha rabia ver desvanecer dicha imagen, gracias a la esencia de todo ser humano. Tenemos que saber que su ego fue tan grande, que creía que ella merecía un plato mas grande de comida, que debía tener muchos mas privilegios, en un lugar donde por lógica nadie los tenia.

A La señora Betancourt, no solo se le debe quitar el misticismo de la victima bonita e impoluta, que muchos han hecho de ella, para lucrarse mediaticamente con esta, y debe mostrarse como una persona que como Ud y como yo comete errores, y que muchos de sus comportamientos dejan mucho que desear. Pero por eso, nunca se le va a dejar de admirar y respetar. Eso creo.


Blogalaxia Tags:

1 Comentarios:

Anónimo dijo...

la verdad wque la imagen que esta señora vendio se le acaba de desvanecer, porque todo lo que decia era contrario a lo que su corazon sentia es una falsa, que quiso cautivar el corazon del mundo entero, tan es asi que su misticismo se veia falso. que tristeza la admiraba pero es una porqueria

Aviso:

Esta página es creada, vigilada y actualizada constantemente por su dueño, Diego R. Soler S. Los textos utilizados son de su autoría y por lo tanto se encuentran sujetos. Bajo un licenciamiento Creative Commons. De no serlo, la fuente de donde fueron tomados es debidamente citada.

Las imágenes utilizadas en esta página son propiedad única y exclusiva de sus autores, no mías, por lo tanto procuro citar siempre la fuente de donde se obtuvieron. De considerar que se está violando en algún momento el respectivo, Derecho de Autor por favor sírvanse avisarme para así poder tomar los correctivos y medidas necesarias, evitando así el detrimento y buen nombre de ambas partes, lo más pronto posible.

El contenido expresa única y exclusivamente mi punto de vista, no el de la sociedad en general, cualquier comentario o sugerencia será siempre tenido en cuenta mientras no atente contra el principio de libertad.

Las groserías y faltas de respeto contra el autor no son aceptadas en esta página. Si no está de acuerdo con mi punto de vista y no se considera capaz de expresar su opinión de manera constructiva, evítese el trabajo de seguir leyendo y busque una página que se encuentre de acuerdo con sus ideales y expectativas.

Esta página NO tiene misión, solo es mi espacio, para expresar y plasmar el Derecho de Libertad de expresión consagrado en la Constitución Nacional en su articulo 20.