27 de abril de 2008

Critica a los críticos de la juventud colombiana

Queridos mamertos que no ven más allá de sus narices:

Antes que nada, intentare a anticiparme a sus movimientos y debo recalcarles que primero fue lunes que martes, y que primero ustedes fueron jóvenes, y que gracias al “buen ejemplo” que dieron en sus años mozos, la juventud de hoy esta como esta, aun no entiendo del porque ustedes se asombran, tildan de infinidades de improperios frente a los jóvenes, como si recién acabaran de salir de un monasterio.

¿Por qué no intentar cambiar a la juventud, en vez de seguir censurándola, de seguir pensando que el futuro será un mierdero cuando la juventud sea la que marque la parada en el mundo? aun que claro es mucho mejor criticar (así sea constructiva o destructivamente), que tratar de arreglar las cosas por motivaciones propias.

Si señores, no lo nieguen, ser critico es uno de los papeles mas pasivos y cobardes de la sociedad, pues nunca he visto un critico que en verdad construya elementos de valor con sus prejuicios. Un crítico no hace y lo poco que hacen los demás, este tendrá la poco honorable tarea de demeritarlo por cualquier pendejada, pero encuentra algo, porque la perfección, no es un don que tienen los humanos, pero las personas que critican tienen el pajazo mental de que si lo son, y comenzar una guerra de  egos u odios, que a la final no nos va a conducir a ninguna parte, solo generaría muchas mas criticas insolentes y mezquinas.

Así pues me dirijo con el mayor respeto que para ustedes puede tener un integrante de la “generación MTV”, para ustedes iletrado, frívolo, y cuyo nivel de moralidad no alcanza sus “estándares”, y les pregunto, ¿Se creen muy importantes creyéndose mas que los demás?, ¿Qué los motiva a pensar que uno no puede usar la poca o mucha dotación de materia gris, para opinar?, si a ustedes les parece que uno no tiene ese derecho se equivocaron de “régimen dictatorial” que azota este país, un país que por lo menos garantiza que uno puede decir cualquier barrabasada de acuerdo a lo que individualmente se cree y que piensa. Y así como ustedes piensan que la juventud va mal, nosotros podemos pensar que estamos como estamos gracias a su pocas acciones para evitar que esto este como esta.

No siendo mas quiero recalcarles, que así como consideran que los adolescentes son los que nos conducirá al exterminio intelectualmente hablando, el sentimiento es mutuo, ya que ustedes crearon la bola de nieve, y ninguno de ustedes ha hecho algo para destruir a esta. Solo critican, se enfrascaron en un punto de vista muy tibio, y no tienen pensado en hacer algo para enderezar el camino.

Es hora que dejen la pendejada que de nada les ha servido, y que dejen sus “juicios de valor” para hacer hechos que de verdad valgan algo.

0 Comentarios:

Aviso:

Esta página es creada, vigilada y actualizada constantemente por su dueño, Diego R. Soler S. Los textos utilizados son de su autoría y por lo tanto se encuentran sujetos. Bajo un licenciamiento Creative Commons. De no serlo, la fuente de donde fueron tomados es debidamente citada.

Las imágenes utilizadas en esta página son propiedad única y exclusiva de sus autores, no mías, por lo tanto procuro citar siempre la fuente de donde se obtuvieron. De considerar que se está violando en algún momento el respectivo, Derecho de Autor por favor sírvanse avisarme para así poder tomar los correctivos y medidas necesarias, evitando así el detrimento y buen nombre de ambas partes, lo más pronto posible.

El contenido expresa única y exclusivamente mi punto de vista, no el de la sociedad en general, cualquier comentario o sugerencia será siempre tenido en cuenta mientras no atente contra el principio de libertad.

Las groserías y faltas de respeto contra el autor no son aceptadas en esta página. Si no está de acuerdo con mi punto de vista y no se considera capaz de expresar su opinión de manera constructiva, evítese el trabajo de seguir leyendo y busque una página que se encuentre de acuerdo con sus ideales y expectativas.

Esta página NO tiene misión, solo es mi espacio, para expresar y plasmar el Derecho de Libertad de expresión consagrado en la Constitución Nacional en su articulo 20.